Volver a Pedro Valdo

La historia de Alexis

Alexis

Alexis

La Vida de Alexis (en francés, Vie de Saint Alexis) es un poema hagiográfico de 625 versos compuesto a principios del siglo XI.

Alexis, hijo de un conde romano, de familia honorable y adinerada, vivió en Roma durante el siglo cuarto.

Siendo Alexis mayor de edad, aceptó el matrimonio que le impuso su padre y contrajo matrimonio con una doncella de la familia imperial.

Luego de la celebración del casamiento él se acercó a su esposa, tomó su sortija de oro y un cinturón preciosamente ornamentado, envolvió ambos en un velo de seda, y se lo entregó a ella, diciendo: “Cuida esto, y Dios estará entre nosotros, hasta que Su gracia disponga en nosotros alguna otra cosa”.

Después le pidió perdón y se marchó, primero hacia Laodicea, luego a Mesopotamia.

Llega hasta Siria donde, tras repartir todo su dinero entre los pobres, se convierte en mendicante durante diecisiete años, transcurridos los cuales regresa a Roma donde permanece otros diecisiete años de incógnito, en la casa paterna, oculto bajo una escalera.

Volvió a su casa después de veinte años de distanciamiento, y no siendo reconocido por nadie, mendigó a sus padres pan, y vivió entre ellos, alimentándose por su misericordia.

Cuando murió, su cuerpo fue hallado junto a un pergamino en el que cuenta su vida.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • frases que motivan on marzo 26, 2012 at 20:02
    • Responder

    He leído algunas cosas buenas aquí. Definitivamente vale la pena volverla a revisar. Me pregunto cuánto ahinco se necesita para desempeñar un sitio revelador excepcional.

  1. Espero que no dejes de producir información en esta página. Muchos éxitos

  2. Estoy feliz de ser uno de tantos lectorres de tu sitio web. Congratulaciones por tu web

    • Sherika on abril 10, 2012 at 12:34
    • Responder

    Fabulosa y original tu web. Me facina bastante

    • reflexiones para la vida on abril 19, 2012 at 17:02
    • Responder

    Me me tope con tu pagina mientras buscaba algo en google y me complace haberla descubierto. Tus escritos son bastante singulares y he gozado analizandolos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.