Feb 16

165º ANIVERSARIO DEL EDICTO DE EMANCIPACIÓN

17 de Febrero 1848 ~ 2013

Sello Valdense

Sello Valdense

Cerca de 1170 en Lyon, Francia, un rico mercader, llamado PedroValdo decide, luego de una crisis espiritual, vender sus bienes y consagrarse a la predicación del Evangelio para lo cual hace traducir a la lengua occitana algunos pasajes de la Biblia cuyo mensaje comparte entre simpatizantes y amigos. Surge así el movimiento valdense, llamado de “Los Pobres de Lyon” en Francia, y “de Lombardía” en Italia, que no obstante las persecuciones de la iglesia católico romana (que excomulga a los valdenses en 1215), se expande por toda la Europa medieval, especialmente en los Alpes Coccianos, Calabria y Alemania meridonial.

Durante varios siglos los Valdenses reclamaron la libertad de conciencia, refugiándose en los Alpes en una región agreste, rocosa y pintoresca protegidos por una importante cadena de montañas en la zona fronteriza Italo-suizo-francesa en los cuales se encuentran los valles Pellice, Angrogna, Rorá, Clusón y Germanasca, hoy llamados Valles Valdenses.

Hombres, mujeres y niños fueron martirizados por los ejércitos de las cruzadas provocando masacres como la de Merindol y Provenza (1545) y la de Colonia Calabria (1560).

Pero nadie pudo doblegar al pueblo Valdense,  los sobrevivientes se refugiaron en Suiza y tres años más tarde cruzaron nuevamente las montañas para llegar y nunca más abandonar el suelo de sus amados valles.

Entre los siglos XII y XVI, a pesar de las dificultades y continua represión, los valdenses logran mantener su testimonio centrado en la fidelidad al Evangelio vivida en la pobreza. Cuando en el Siglo XVI se desarrolla en Europa la Reforma Protestante, los valdenses luego de importantes deliberaciones adhieren a la misma (Sínodo de Chanforan 1532) y se organizan en iglesias, construyen templos, establecen comunidades, nombran pastores y afianzan sus estructuras de asambleas y sínodos. Después de su adhesión a la Reforma y hasta mediados del siglo XIX, las comunidades viven etapas de consolidación pero también masacres y persecuciones generadas por la contrarreforma católica. Entre estos padecimientos se destacan la aniquilación de las mencionadas comunidades de Calabria y Sicilia, y las expediciones militares de la Casa de Saboya en los valles del Piamonte, que provocó la deportación de los valdenses a Suiza, de donde retornan a sus tierras en 1689 en una memorable marcha conocida como el Glorioso Retorno. Luego de este episodio, y durante todo el siglo XVIII, los valdenses son tolerados como ciudadanos de segunda categoría encerrados en sus valles, víctimas de diversas legislaciones discriminatorias.

La expansión de las ideas liberales por Europa occidental provocó en Italia que la Casa de Saboya reconociera sus derechos civiles y políticos.

Tal reconocimiento se concretó finalmente, tras siete siglos de injusticias y persecuciones, con el Edicto de Emancipación promulgado por Carlo Alberto de Saboya, por el cual los Valdenses podían gozar de todos los derechos políticos y civiles de los demás ciudadanos, que, a pesar que aún no reconocía la libertad religiosa de los valdenses, estimuló indirectamente al desarrollo de su testimonio misionero en casi toda Italia.

Recordamos desde aquí la fecha de tan importante acontecimiento en la vida de los Valdenses, fue el 17 de febrero de 1848.

LUX LUCET IN TENEBRIS
Pastor Mario Revel

Más Información en  Sitio ValdenseVisite la Lista Valdense